14/8/07

El Gobierno ya ha hablado

Y no queda claro si para bien o para mal. Me siento obligada a romper el silencio veraniego para publicar y opinar sobre el nuevo logotipo del Gobierno de España elegido por concurso público.
Se presentaron 320 piezas y salió elegida esta. Sería algo positivo poder ver las otras obras y asi poder sacar nuestras propias conclusiones. Pero de momento no podrá ser.
Ya han empezado las críticas por ahí y sospecho que seguirán.Inlcuso se habla de similitudes con otros logotipos.
El logotipo, desde mi punto de vista, no tiene la calidad de las circunstancias. El pais, no su gente o su cultura, sino su gobierno, se va a ver representado por este logotipo. Irá en cartas, sobre, membretes... hay que mirar por tanto que sea adecuado para ese fin, que se ajuste en tamaños pequeños, que sea legible... en fin, esas cosas que hacen que por lo menos sea correcto.
La imagen que ha pasado La Moncloa para la prensa no muestra nada de todo eso. Supongo que dentro de poco realizarán el manual de identidad visual, corporativa, de marca, en el que facilitarán esos datos.
No he dicho, por cierto, el nombre del ganador, es Juan Repullés Nuño de la Rosa, de quien en el comunicado no se dice nada, si es diseñador o no, si es estudiante, profesional...
Haciendo una búsqueda en google encuentro algunas cosas sobre él:
es diseñador y socio del estudio Margen Multimedia.
Menos mal que ha caido en un profesional del sector, porque si llega a recaer en un estudiante o ajeno la que se hubiera montado en los foros.
A él le felicitamos por haber ganado, al Gobierno también, por hacer las cosas bien (es ironía, claro).

PD: el foro de domestika promete.
PD: Texto editado.

1 comentario:

Achilipú dijo...

Pues a mi me parece un diseño malo (pero malo, MALO)
Dificil de identificar, problemático en tamaños pequeños, con una tipografía de cuento de niños...

Yo tambien querría ver los otros diseños.
Y puestos a ser desconfiados, no me extrañaría que se hubiesen descartado mejores diseños luego de haber abierto plicas (por ser de "desconocidos")